El Divorcio Sin Culpa y Con Culpa

Divorcio sin Culpa

En 1970, California emitió una legislación haciéndola el primer estado en reconocer el rompimiento de un matrimonio como una base para el divorcio. Llamada el Acta de la Ley de Familia, esta legislación introdujo el concepto de divorcio sin culpa. Éste concepto no acusa a ninguna parte para crear el rompimiento marital, un factor que hace los procedimientos de divorcio más sencillos. El divorcio sin culpa también ayuda a reducir la amargura asociada con los procedimientos adversarios, sin mencionar las complejidades que usualmente surgen con los acuerdos de propiedad, pensión alimenticia y similares. Desde su inscripción en 1970, casi cada estado ha instituido alguna variación de los procedimientos de divorcio sin culpa.

Divorcio con Culpa

En estos días los divorcios con culpa son menos comunes y la mayoría de estados no los reconocen. En los pocos estados que reconocen los divorcios con culpa, un cónyuge puede solicitar el divorcio basándose en alguna culpa o falta del otro esposo. Las faltas más comunes incluyen sus:
• Adulterio
• Confinamiento en prisión
• Impotencia o incapacidad física para tener relaciones sexuales
• Abandono por cierta duración de tiempo
• Crueldad o inflicción de dolor físico o emocional

En un divorcio con culpa no hay requerimiento para que el cónyuge haya vivido separado durante cierto período de tiempo antes de tramitar el divorcio. Generalmente en un divorcio con culpa, el esposo que tiene culpa o falta generalmente recibirá la menor parte de la propiedad marital y apoyo. Es precisamente por esta razón que algunas personas buscan el divorcio en base a la culpa.

Rectitud Comparativa

En un divorcio por culpa la corte determinará cuál de los esposos tiene menos falta o culpa y se le otorgará el divorcio a ese cónyuge. Esto se refiere como la rectitud comparativa. Esta doctrina fue creada para lidiar con los problemas causados cuando las cortes se negaban a otorgar el divorcio si ambos cónyuges tuvieron culpa o falta. va en contra de las políticas públicas obligar a dos personas a permanecer casadas cuando ellas mismas no lo desean.

Divorcio con Culpa – Defensas

En un divorcio con culpa, el otro esposo puede objetarse al divorcio. Las defensas comunes en un divorcio por culpa son:
• Complicidad –  Si el adulterio es la falta que acusa el esposo que busca el divorcio, el otro esposo puede declarar que el cónyuge que tramita aceptó e incluso tomó parte en la infidelidad. Un cónyuge que voluntariamente tomó parte en una actividad sexual grupal junto con el otro esposo no puede quejarse de adulterio después. También cuando un cónyuge prostituye al otro o facilita la infidelidad  de la que se queja, él o ella no puede buscar el divorcio en base al adulterio.
• Condonación – El esposo puede reclamar que el esposo quejoso sabía de la falta y perdonó la conducta y confinó el matrimonio. Esta es una defensa común en contra del adulterio.
• Recriminación – El cónyuge quejoso es igualmente culpable. Por ejemplo un esposo no puede buscar el divorcio basándose en el adulterio si él o ella también tuvo un amorío.
• Provocación – El esposo acusado de tener la culpa puede reclamar que el cónyuge tramitante lo obligó o persuadió de actuar en una manera particular. Por ejemplo, si un esposo deja la casa por abuso del otro, el último no puede buscar el divorcio en base al abandono.
• Colusión – Esto se refiere a una situación en la que ambos cónyuges fabrican las bases para el divorcio. Cuando un esposo cambia de idea, esta defensa puede ser incrementada para disminuir las bases de la culpa.

Probar estas defensas no es fácil y generalmente será tardado y costoso. Incluso si incrementa estas defensas, no significa que el divorcio no será otorgado. Está en contra de la política pública obligar a una pareja a permanecer casada cuando ellos mismos no están interesados en continuar el matrimonio.

Requerimientos de Residencia para el Divorcio

Con la excepción de Washington, South Dakota y Alaska, todos los estados poseen un requerimiento de residencia para el trámite de divorcio – debe haber vivido en ese estado por cierto periodo de tiempo para ser elegible a tramitar un procedimiento de divorcio en dicho estado. Este período de tiempo es de seis meses en la mayoría de los estados pero puede ser menor o mayor dependiendo de la ley estatal. La corte que escucha su petición de divorcio tendrá jurisdicción sobre otros asuntos del divorcio tales como manutención & custodia de los hijos, pensión alimenticia y división de propiedad. Por tanto es importante que tramite en su estado de residencia de manera que pueda evitar la necesidad de viajar a otro estado cada vez que haya a audiencia sus. Si su cónyuge está viviendo en otro estado y es probable que tramite una petición de divorcio en dicho estado, usted debería de tramitar primero en su estado. De otro modo tendrá que viajar al estado de su esposo cada vez que haya audiencias.

Idealmente debería tramitar en el estado en el que usted vive. Esto hará el proceso menos complicado y costoso. Usted puede tramitar en otro estado siempre y cuando cumpla con los requerimientos de residencia en ese condado y estado. Pero debe tener en mente que sólo la corte que emitió la orden de divorcio puede modificar las órdenes de custodia y manutención. Así que si tramita en otro estado y subsecuentemente desea modificar las órdenes de custodia o manutención, tendrá que regresar a ese estado.

Órdenes de Divorcio Válidas en Todos los Estados

Una orden de divorcio emitida por una corte en un estado será reconocida en todos los estados. Así sí se divorcia en Illinois, las cortes en Missouri reconocerán la orden. Sin embargo si su cónyuge no se encuentra en el estado en el que tramitó su petición de divorcio, la corte podría no tener jurisdicción personal sobre su cónyuge y por tanto ciertas órdenes de la corte podrían ser inválidas. Una corte tendrá jurisdicción personal sobre su cónyuge si su cónyuge fue notificado y se le entregaron los papeles mientras él o ella estaba presente personalmente en el estado o su esposo ha consentido a la jurisdicción de la corte. La falta de jurisdicción personal significa que aunque el decreto de divorcio continúa siendo válido, ciertas otras órdenes en asuntos tales como soporte, custodia y división de propiedad podrían no hacerlo.

Si se le han entregado papeles de divorcio de otro estado o país, comuníquese con un abogado experimentado en divorcio. Las leyes de divorcio son complejas. En dichos casos existen muchos asuntos complejos incluyendo por cuánto tiempo han residido las partes  en esos estados, el número de hijos, etc.

Would you like to discuss your legal matter?

PHONE

image description
Evyn Alvares RECEPTION (877)509-5204

I assist in scheduling new and existing clients for all offices. For initial consultations I will ask you a few questions and then find the best time for you to talk to one of the lawyers that best fits your legal matter.

Call me or use the email form and I will follow up with you right away.

EMAIL

The Law Offices of Tom Hogan will provide you with personalized attention and guidance. Protecting your rights is our main objective. We have been representing clients for the past 30 years and our experienced team of attorneys will advise you of the legal consequences of every decision you take.